televisión

La tele de Verhoeven (I)

Como reza la famosa frase de Woody Allen: Comedia es igual a Tragedia + Tiempo.

Sigue pareciéndome imposible ponerme de acuerdo en cual es ese tiempo. ¿Depende de lo grave que haya sido la tragedia? ¿Qué nos quede mas o menos lejos en la distancia o en cuestiones culturales?. O a lo mejor como todo, se trata de intereses corporativos.

Arranca el juicio sobre el caso Mariluz, video subido el 16 de febrero:

Y hoy he visto el anuncio de que iban a emitir un telefilme en A3, titulado “Días sin Luz”. Que precisamente versa sobre el tema, con el consentimiento del padre, comentan.

Por tanto, sin intención de “condenar” con mi opinión a A3 ni a los responsables del telefilme,  intento aclararme y me hago las siguientes preguntas, ¿Para hacer humor o frivolizar sobre un tema cuanto tiempo ha de pasar?, ¿Y para hacer negocio?, ¿vale todo en pos de la audiencia?, ¿Acaso no son estos los mismos medios que se quejaban de la falta de sensibilidad de ciertos comentarios o parodias hacia ciertos colectivos?. Y cuando hablo de negocio lo hago en base a los datos de audiencia, ya que parece que los telefilmes que murieron en los 90, están de nuevo al alza.

Quizá el guion del telefilme este muy bien tratado y sea respetuoso, pero no deja de ser una dramatización de la realidad que puede no corresponderse con los hechos tal como acontecen, creo que es muy complicado no patinar en cuestiones que ni siquiera en el sumario se aclaran totalmente. Entonces, tal como lo veo, no deja de ser frivolizar con un hecho doloroso, muy reciente, que los propios afectados pueden ver mientras son llamados a juicio.

Quizá debería rescatar aquel post que escribí disertando acerca de Paul Verhoeven y la imagen que nos enseña de la televisión en sus películas para darnos cuenta de que por muy poco esta idea no esta siendo ampliamente superada, algún día podremos seguir en directo los juicios por asesinato en tv, que serán interactivos y se podrán enviar sms ( 1,99 euros/m)con nuestra opinión mezclados con los “TQ.Xulo. TJessy”, podremos opinar libremente en los comentarios del streaming habilitado a tal efecto, además, de compartirlo vía twitter o Facebook o la red social que toque. Por supuesto y siempre sentando cátedra.

A mi me gusta el gore…

Lo del título no lo he podido evitarXD me acordé de esta canción, del Chivi -A MI ME GUSTA EL GORE-

Este año tampoco he estado en Sitges (y no por falta de ganas), por tanto no me habría enterado de que existe A Serbian Film de no haber sido por todo el revuelo que se armado alrededor.

En mi caso,  todo empezó con un artículo que leí en el blog que Nacho Vigalondo tiene en El País .ES comentando la tertulia que tuvo lugar en el programa de Concha Campoy,  en la que se discutía sobre si la película había incurrido en delito (es ocasiones parecía que estaban hablando de una película snuff. Yo flipaba, ¡en horario mañanero!).  No le di importancia excesiva, pero después de unas cuantas semanas conviviendo con diversos artículos en twitter y demás, al final me han dado ganas de comentarlo.

Pasando al tema de la película, no voy (ni puedo) opinar sobre una película que ni he visto, ni tengo intención de ver porque se que no va a gustarme por la temática que trata y de la que he leído tanta descripción de escenas (incluido el final) que he perdido toda la curiosidad que en cualquier caso podría tener.  Si hablase de lo que quería o no contar el director de A serbian film o de su calidad técnica o falta de ella, sería bastante estúpido por mi parte, así que no lo voy a hacer.

No obstante si me gustaría comentar sobre lo que ha pasado por ser algo que he visto antes.  Y es la sobrevaloración de lo “prohibido” y la sensación que me queda, tras leer opiniones y reseñas de toda índole  (incluso he llegado a ver gente recogiendo firmas) es que confundimos las cosas, convirtiendo en una película de culto a una que, sin esa provocación, quedaría en un film mediocre o puramente anecdótico.  Francamente, sin todo este asunto de la censura ¿hay alguien que piense que se habría llevado este premio (del público)?, aquí la noticia: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/11/05/paisvasco/1288966768.html

Creo que es bastante coherente pensar que los festivales de cine de terror están dirigidos a personas suficientemente adultas capaces de gustarles (o soportar en mayor o menor medida)  dicho género y no es si no a ellos a quien corresponde el poder de ensalzar una película o conseguir que caiga en el mas absoluto de los olvidos, por eso censurarla me ha parecido como poco una metedura de pata.  De no ser por Concha, sus tertulianos y todas las personas que se echaron las manos a la cabeza (Francamente me gustaría saber que mente obtusa empezó la bola de nieve:S), A Serbian Film nunca habría tenido la repercusión que se le ha dado y lo que me parece mas grave, es que haya traspasado los límites de los festivales mencionados, para llegar a un público que quizá si pueda ser demasiado impresionable. Con la censura “porque si”  se condena a unos espectadores por el hecho de ver o tener curiosidad por cierto tipo de cine y creo que es precisamente la prohibición  la que  provoca esa sensación de “estar haciendo algo malo” que la mayoría ni se habría planteado.  Me parece una tristeza en los tiempos que corren.