Extraterrestre

Esto no son cuernos…esto es más complicado.

Nunca me ha gustado poner puntuaciones, el método académico no me funciona. Pero a veces me apetece hablar de alguna película tanto si me ha gustado como si no y le ha tocado el turno a Extraterrestre, además, todavía esta en los cines, darse prisa, que no se sabe cuanto durará.

Como esto no es una crítica al uso, no voy a contar una trama que podéis leer en en la web oficial ; Donde se puede ver también el trailer. Y quien quiera estrellitas, a Filmaffinity.

Hay un spoiler escondido, si lo encuentras, eso que te llevas 🙂

Como estuve esquivando artículos y spoilers sobre Extraterrestre durante meses (sí, con el ánimo twittero festivo que me caracteriza no es fácil pero lo hice bien:P) y olvide lo mucho que me gustan los trabajos anteriores de Nacho Vigalondo, me fui preparada para dejarme sorprender por lo que fuera; creo que esto es importante porque cuando no esperas nada, la decepción se hace muy difícil.

Con el ojo derecho miro el TWITTER y con el izquierdo miro para OTRO LADO…

Quiero partir de lo primero que supe sobre Extraterrestre, hace mucho tiempo ya en cierto blog de El País ahora desierto: “Es una película diminuta” . Y añado que materializada con bastante tacto, como la elección de las localizaciones -la distribución del piso,  es de hecho tan extraña como la propia propuesta- y contando tan solo con cuatro actores principales, sin dar la sensación de adaptarse a las limitaciones del presupuesto, mas bien, de haber sido concebida para superar esas limitaciones.

Para mi, Extraterrestre se desarrolla dentro de un caos planificado, mientras los protagonistas se mueven en el terreno de la excusa. No me parece una película complicada, pero no es a lo que estamos acostumbrados y requiere un poquito de esfuerzo encontrar la historia, quizá porque aún esperamos que nos la cuenten, en lugar de buscarla bajo diálogos y situaciones que son subterfugios diseñados para el disimulo.
Los fuertes contrastes entre individuos que pueden parecen forzados a simple vista, no son mas que el medio para mostrarnos algo más que torpeza y cobardía a la hora de comunicar los propios sentimientos. Podría llamarse comedia romántica por divertida y porque habla sobre el amor, scifi, bueno, hay un platillo volante. Pero es una película que va de cuernos, de amores no correspondidos y situaciones que nos hacen gracia por absurdas, pero que son bastante amargas en el fondo; SPOILER/ON Como los momentos de cháchara intrascendente, para esconder la vergüenza y la culpa, el uno y la otra, ejemplo en la escena en la que Julio cuenta no se que de tirar una manguera por la ventana, justo después del sexo, como si en ese momento lo mas vital fuera el agua caliente y la manguera de los putos cojones…SPOILER/OFF, a cada uno para lo suyo le viene bien utilizar la peregrina excusa de -“Mira…yo…tu…es que…¡¡OSTIA, UN OVNI!!”, mientras que otro va a la caza de un planeta que conquistar, aunque para ello tenga que echar a sus hombres, matar a sus caballos y tomar a sus mujeres.

Aunque a mi me gustó y la volveré a ver, siendo objetiva reconozco que es una película imperfecta pero honesta, se encuentra en la periferia de todo, a medio camino entre una cosa y la otra, eligiendo el campo a través en vez del camino asfaltado, sin dirigirse a ningún lugar conocido.  No es lo que entendemos por espectacular. Es lo que es. Bonita. Graciosa. Y bastante única.

Spoiler/ON Mi parte favorita de extraterrestre: La secuencia en la que se va la luz y Julia le dice a Julio que deje que sus ojos se acostumbren a la oscuridad, se miran y…pasa cimas en calzoncillos de señor. Bien, todo lo que pasa en esa secuencia es de una sutileza que no le suponía yo a Vigalondo. Para mi esa es la cuestión de Extraterrestre (lo demás trucos sucios todos)  Spoiler/OFF

Postal teaser de Extraterrestre alternativo.

En fin, molaría que esa semilla que de vez en cuando se cuela en las salas con producciones relativamente pequeñas entre tanto blockbuster se transformase en un retoño sano, aunque es casi imposible que eso ocurra.
Si compráis una entrada para ver una película tan difícil de ubicar como lo es Extraterrestre, al menos estaréis siendo coherentes todos los que clamáis por un cine diferente y mas libre. No lo hagáis solo cuando estéis seguros de que podéis cambiar algo, hacedlo porque sois consecuentes;

Un poco de diversidad nunca os quitará nada y a lo mejor, os recompensa.