Prometheus donde no os llaman

Ya hace unos días que me apetecía escribir, pero no sacaba el tiempo, sobre las  nuevas secuelas, precuelas  y los remakes palomiteros. Soy consciente de que puedo resultar muy cansina con el tema de las expectativas con las películas, ya lo siento,  pero hasta que algo me demuestre que me equivoco, no puedo creer otra cosa.

Primeramente, no me molan mucho las corrientes tendenciosas que leo por las redes sociales -también pasa en grupitos presenciales, pero ahí siempre se puede recurrir a la violencia física. No, es broma. No os peguéis.-, cuando no se han visto las películas de las que hablan o se han visto después de muchos condicionantes que poco o nada tienen que ver con el cine.  Estoy pensando en Prometheus, pero constantemente salen ejemplos nuevos.

El caso es que se habla un montón a partir de trailers, artículos, críticas y entrevistas, de Fassbender caca, de la estafa de Lost, de trajes espaciales feos. Se habla de presupuestos estratosféricos arrojados por el WC. Del destrozo de una saga.  De la exhumación ilegal del cadáver de la reina Alien.  Hay una paranoia, que presupone que se nos quiere engañar, que hay que recuperar una inversión sacrificando la sagacidad del espectador frente al método para dummies, porque todo el mundo tiene que ser capaz de querer ver -y recomendar- la película, con solo medio cerebro.
Se parte de casi todo para emitir una sentencia, menos de esas, normalmente, casi dos horas de metraje, que si tenemos suerte, nos dejarán el modo analítico en stand by.

No quiero decir, evidentemente, que no se puede hablar de todos los aspectos que nos apetezcan, libres somos.  Para mi las connotaciones negativas  vienen cuando lo que se hace es emitir un juicio y/o influenciar a otros con ese juicio. Creo que eso de pontificar, sin meditar si estamos convencidos realmente de lo que decimos o vamos con la corriente, ha hecho de películas quizá no demasiado espectaculares (pero en ningún caso lo que entendemos  por “nefastas”), el blanco de todas las indignaciones, del “están mancillando mi infancia”, “esto no se parece nada al comic o libro” o “el traje no se parece al original, han desvirtuado toda la esencia del personaje y me voy a tirar por la ventana a la primera oportunidad”. Luego no paro de leer por todos lados que se innove, que ya esta bien de lo mismo. Luego cuando se innova nos quejamos de que se pierde la esencia de la cuestión. A ver si nos aclaramos.

Y ahora…¿creíais que defiendo los remakes palomiteros y las secuelas/precuelas?, ¿que solo digo esto porque me moló Prometheus, pese a la puta mierda que la mayoría de gente que conozco afirma que es?. Pasemos al lado contrario. Hablemos de ROBOCOP.

Cualquiera que me conozca mínimamente, e incluso leyendo este blog, puede saber que mi adoración por Paul Verhoeven es incondicional, el trabajo de este señor cambio mi forma de ver algunas cosas y me enseño a no dar nada por sentado cuando se trata de películas, palomiteras o no. Asi que ya podéis imaginar como me ha sentado el susodicho remake, así como  Desafio Total y Starships Troopers que en realidad me duelen menos, por basarse en famosas historias de ciencia ficción, de las que, todo el que quiera puede dar su versión. Yo no los veré, porque soy consciente de mi talibanismo con quién yo llamo “mi maestro”, pero entiendo que cualquiera disfrute con ello.

Robocop, el personaje en si, no me merece ese tipo de lealtad…un policía ciborg, me parece igual de bien que la señora Doubtfire.
Tiene que ver con  lo que a mi particularmente me parece importante, que no es solo lo que se cuenta, sino el COMO se cuenta.
Verhoeven, nos hace percibir de forma intuitiva que, un personaje al que le destrozan literalmente el cuerpo para convertido en otra cosa, es un vehiculo para encerrar otra serie de mensajes enmarcados en sus ya habituales diferencias de clases. No la entiendo como un reflejo de la época en la que se rodó, que ha quedado obsoleto y hace necesaria una renovación, ni  me parece una metáfora del futuro que nos esperaba, se ocupa de mostrar que lo atemporal es lo que tiene que ver con la condición humana. Las sociedades y los principios morales pueden cambiar, el hecho de que todos estamos hechos de los mismos elementos físicos y emocionales básicos se mantiene inalterable. No tiene que ver con lo estético ni con la estructura concreta de una película, no tiene que ver con su éxito o fracaso en taquilla, sino con la huella que deja su creador en ella.

Así que, tras lo dicho, no importa mucho que Robocop, en lugar de ser una bestia metálica, ahora lleve un traje negro “made in MOLAR mucho”.  Sin embargo, creo que un remake pensado para reventar la taquilla y morir como todo blockbuster, solo es innecesario cuando no aporta nada que mejore el original o enriquezca mínimamente la fórmula. No creo en esas reglas de “es que no ha pasado suficiente tiempo…”, solo le pido a un remake/secuela/precuela un mínimo esfuerzo, que no sea cada vez mas plana y burda que la anterior, que no pretenda  reeducarme el gusto, a base de bajar el nivel (sacarina). Pero sea como sea, recuerda, que quizá no eres el target y que siempre estará esa maravillosa película original esperándote.

Anuncios

One comment

  1. Como en otras ocasiones, hablas de varios temas a la vez. Las expectativas (algo de que lo solo nosotros tenemos la culpa, por depositar esperanzas y confianzas en proyectos de los que solo saldremos de dudas al salir de la sala del cine), son una cosa, y conforme el proyecto avance tendremos mas yu mas informacion para tener un juicio o criterio propio. Puedo pensar, por ejemplo, en las quejas del fandom de Entrevista con el Vampiro, encabezadas por la propia Anne Rice, a que Lestat fuera Tom Cruise. Y luego a pedir disculpas por el impresionante trabajo de Cruise. La primera foto de promocion del Punisher de Thomas Jane aparecia un Castigador rubio, con un abrigo de cuero y si, la calavera, pero Frank Castle no era rubio. Luego vimos la peli y lo “menos malo” era Tom Jane, incluso podiamos decir que fue un Frank Castle aceptable. El Kingpin negro de Daredevil no era malo porquer fuera negro…es porque no se comportaba como Kingpin. A mi me convencio Keanu Reeves como Constantin porque su actitud era como en el comic, independiente de si era americano o ingles (y nos quejamos mucho al respecto…). Y mas recientemente, X-Men First Class, con unas fotos promocionales cutres, casi de telefilm, haciendo que todos desconfiaramos para llevarnos (una vez mas) la sorpresa de que no era todo tan malo…Ejemplos de este tipo hay varios.
    En el caso de Prometheus, independiente de que la pelicula te guste ma o menos, independientemente de que se haya venido en la publiciad como una cosa que luego no es…Tiene los suficientes fallos para que no se le puedan disculpar, y ahi no hablamos de expectativas. Como dice la critica de Prometheus para Dummies (en la que no estoy nada de acuerdo con el tono sangrante en algunos momentos, de quejarse “porque si”, como muchos ultimamente en internet), es que si no tiene nada que ver con Alien, no digas que es la precuela del Alien. Es que si el alien nace de una hibridacion genetica fortuita entre un Dios Primigenio y un ingenioro humanoide…porque los murales presentando la figura del alien xenomorfo? Dejemos los detalles del cartografo que se pierde, el macguffin de que la mesa de operaciones sea para hombres para justificar una escena-macgyver de Noomi Rapace, dejemos de lado que la mita de la tripulacion se comportan como adolescentes descerebrados en mitad de un slasher chungo…Pero entonces no quieras jugar a la ciencia ficcion seria, de alto nivel, donde te planteais preguntas como de donde venimos, cual es nuestro origen, porque todo lo de alrededor es tan torpe y estupido que haras el ridiculo. Como comentaba en otro lado, los agujeros de guion, las cosas estupidas que pasan “porque si” que en otras peliculas son perdonadas por que forman parte de la fiesta, de la logica interna de la propia pelicula, aqui no funcionan. Y me quedo con ganas de saber por que y cuando te ha gustado a ti Prometheus, porque quizas tu viste algo que yo no y mientras me revolvia en la butaca gritando “pero tiiooo”, a lo mejor me perdi algo que hacia a la pelicula menos sinsentido y menos mediocre, por absurda y pretenciosa.
    Y respecto a RoboCop…No te preocupes, habra muchas mas fotos del set antes del estreno, donde Murphy se vera tan cutre como el Capitan America luchando en medio de la calle con Loki, antes de que luego vayamos al cine a abrir bien la boca y los ojos, o incluso dara tiempo a comentar eso que se menciona por ahi, de que Murphy tendra varios uniformes/armaduras, dependiendo del uso que le quiera dar. Estoy de acuerdo contigo en la necesidad/prioridad de hacer un remake, que de primeras se antoja burdo y comercial, pero tal vez las cosas que hicieron grande al film de Verhoeven (comentas tu algunas cosas, pero yo veo mas la dualidad flesh&metal y como afecta eso al alma humana) independientemente del mensaje/critica a la sociedad de consumo, las grandes corporaciones y la importancia del aumento de poder del estamento militar…Jose Padilha es un buen artesano del cine de accion ambientado en un contexto social muy determinado, asi que nos nos dejemos llevar por un chascarrillo (que hice de coña poniendo la foto para disparar ese resorte friki-taliban que todos tenemos y usamos una y otra vez, no importa lo maduros que nos creamos ser) que puede (o no) distar mucho del resultado final. Que puede que incluso nos guste, pero si ni siquiera entras al cine (como yo si que hice en Dragonball y en Amazing Spiderman, donde YA SABIA que no estaban hechas para mi, y asi fue) nunca lo sabras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s